Postura de la Rueda (Chakrasana o Urdhva Dhanurasana)

La postura de la rueda abre los hombros y el pecho, y alarga la columna vertebral.

Cómo hacer Postura de la Rueda (Chakrasana o Urdhva Dhanurasana) paso a paso

  1. Empieza por tumbarte sobre la espalda.
  2. Dobla las rodillas y coloca los pies en paralelo y separados de las caderas. Tus talones pueden estar cerca de tus caderas.
  3. Coloca las manos cerca de los hombros, con las puntas de los dedos apuntando hacia las caderas. Sigue acercando los codos mientras separas las puntas de los dedos y apoyas las palmas de las manos en el suelo.
  4. Ahora mete el abdomen y empuja las caderas hacia arriba. Presiona los pies contra el suelo mientras activas las piernas, llevando la parte interior de los muslos ligeramente hacia delante y hacia el otro.
  5. Quédate aquí durante unas cuantas respiraciones firmes y profundas. Si es suficiente para ti, puedes quedarte aquí.
  6. Luego, al inhalar, presiona sobre las palmas de las manos, mantén los codos metidos hacia dentro y empuja desde los brazos hacia arriba. Presiona realmente a través de las manos para, o bien llevar la coronilla al suelo, o bien ir a por la expresión completa de la postura enderezando los brazos por completo. Extiende y levanta el pecho hacia arriba, abriendo la parte delantera de los hombros.
  7. Concéntrate en meter el vientre, levantar el pecho y empujar las caderas un poco más arriba; quizás incluso alargando más los brazos si tienes espacio. Deja que la cabeza cuelgue.
  8. Si puedes, quédate aquí durante cinco largas y profundas respiraciones manteniendo la mirada hacia abajo.
  9. Para soltarte, mete la barbilla en el pecho y baja lentamente la parte posterior de la cabeza y las caderas hacia el suelo. Extiende las piernas de nuevo hacia delante y descansa.

Vídeo Postura de la Rueda (Chakrasana o Urdhva Dhanurasana)

Precauciones

  • No practiques esta postura si tienes dolores de cabeza, mareos o si tienes problemas con el corazón.
  • Este ejercicio requiere mucha fuerza y equilibrio, por lo que si no tienes experiencia o aún no tienes fuerza, sería mejor que intentaras primero una versión más fácil de esta postura. Puedes encontrar las versiones más fáciles en consejos.
  • Si te preocupa algo de esta postura, consulta con tu médico si esta práctica es buena para ti.

Consejos

  • Si quieres facilitar la postura, puedes apoyar la cabeza en el suelo en lugar de levantarla. Apoya la cabeza con la coronilla en el suelo. Asegúrate de que la presión sobre el cuello y la cabeza es baja, haciendo intervenir los brazos.
  • Si la versión alternativa con la cabeza en el suelo te sigue pareciendo demasiado difícil, puedes hacer esta postura levantando sólo las caderas del suelo. Aumenta la fuerza de los brazos con posturas como la de la plancha o la de la plancha baja, y abre la parte delantera de los hombros con una postura como la de la cara de vaca.
Laura Raya

Laura Raya

☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

Te recomendamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *