Postura del Guerrero 1 (Virabhadrasana 1)

La postura del guerrero 1 aumenta la fuerza y la estabilidad de las piernas, los tobillos, el abdomen, la zona lumbar, los hombros y los brazos.

Cómo hacer Postura del Guerrero 1 (Virabhadrasana 1) paso a paso

  1. Empieza poniéndote de pie con los brazos relajados a los lados.
  2. Ahora, da un gran paso hacia atrás, hacia la derecha, y coloca el pie derecho apuntando hacia delante y el izquierdo hacia el lado izquierdo. Intenta alinear ambos talones entre sí.
  3. Gira la parte superior del cuerpo hacia la pierna derecha, mientras doblas simultáneamente la rodilla derecha, de modo que el muslo derecho quede paralelo al suelo. Mueve el músculo de la pantorrilla derecha hacia delante y la rodilla derecha un poco hacia el lado derecho.
  4. En la siguiente inhalación, levanta los brazos hacia el techo, mete el vientre hacia dentro y hacia arriba, girando el corazón hacia la rodilla derecha y levantando el pecho hacia arriba. Mantén el cuerpo y la respiración estables.
  5. Asegúrate de que los brazos están rectos y de que las puntas de los dedos se dirigen hacia el techo. Puedes mantener los brazos separados a la altura de los hombros o, si tienes espacio, juntar las palmas. Lleva tu mirada hacia las manos.
  6. Quédate aquí durante al menos cinco largas y profundas respiraciones.
  7. Para soltarte, vuelve a bajar los brazos a lo largo de tu cuerpo y devuelve la cabeza a una posición neutra. Lleva el peso hacia la pierna derecha y vuelve a ponerte de pie con las piernas juntas. Repite, con la pierna izquierda por delante.
  8. Da un gran paso atrás hacia la izquierda y coloca el pie izquierdo apuntando hacia delante y el derecho hacia el lado derecho. Intenta alinear ambos talones entre sí.
  9. Gira la parte superior del cuerpo hacia la pierna izquierda, al tiempo que doblas la rodilla izquierda, de modo que el muslo izquierdo quede paralelo al suelo. Mueve el músculo de la pantorrilla izquierda hacia delante y la rodilla izquierda un poco hacia el lado izquierdo.
  10. En la siguiente inhalación, levanta los brazos hacia el techo, mete el vientre hacia dentro y hacia arriba, girando el corazón hacia la rodilla izquierda y levantando el pecho hacia arriba. Mantén el cuerpo y la respiración estables.
  11. Asegúrate de que los brazos están rectos y de que las puntas de los dedos se dirigen hacia el techo. De nuevo, puedes mantener los brazos separados a la altura de los hombros o, si tienes espacio, juntar las palmas. Lleva tu mirada hacia las manos.
  12. Quédate aquí durante al menos cinco largas y profundas respiraciones.
  13. Para soltarte, vuelve a bajar los brazos a lo largo de tu cuerpo y devuelve la cabeza a una posición neutra. Lleva el peso hacia la pierna izquierda y vuelve a ponerte de pie con las piernas juntas.

Vídeo Postura del Guerrero 1 (Virabhadrasana 1)

Precauciones

  • Ajusta la posición cuando experimentes una lesión o dolor de cuello. Mantén el cuello alineado con la columna vertebral de la espalda, de modo que mires al frente en lugar de mirar hacia arriba.
  • Si te preocupa algo de esta postura, consulta con tu médico si esta práctica es buena para ti.

Consejos

  • Si te resulta difícil mantener el talón en el suelo, puedes mantener el talón trasero levantado o encontrar un objeto firme en el que apoyar el talón trasero.
Laura Raya

Laura Raya

☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

Te recomendamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *