Postura del Pez (Matsyasana)

La postura del pez estira los flexores de la cadera, los músculos intercostales entre las costillas, el abdomen, la parte superior de la espalda y el cuello. Puede aliviar los dolores musculares de la columna y el cuello.

Cómo hacer Postura del Pez (Matsyasana) paso a paso

  1. Empieza tumbándote de espaldas. Coloca los brazos cerca del cuerpo y presiona los codos y los antebrazos contra el suelo para levantar la parte superior de la espalda y el pecho.
  2. Apoya lentamente la coronilla en el suelo. Si sientes que hay demasiada presión sobre la cabeza o el cuello, presiona un poco más los codos y los antebrazos, para que el peso recaiga más en los brazos que en el cuello. También puedes intentar llevar la cabeza ligeramente hacia atrás, de modo que la parte posterior del reposacabezas se apoye en el suelo. Si sigues sintiendo demasiada presión en la cabeza o el cuello, coloca una manta bajo la cabeza o bajo los omóplatos para que te sirva de apoyo.
  3. Activa las piernas apuntando con los dedos de los pies y extendiendo las piernas desde las caderas. La mirada de tus ojos puede dirigirse hacia tu nariz.
  4. Permanece aquí durante al menos cinco respiraciones largas y profundas.
  5. Cuando estés preparado para salir de la postura, presiona los antebrazos contra la esterilla y deja que la cabeza se despegue del suelo. A continuación, baja la espalda con cuidado y vuelve a tumbarte sobre la espalda con los brazos a lo largo del cuerpo.

Vídeo Postura del Pez (Matsyasana)

Precauciones

  • No realices esta postura si tienes dolores de cabeza graves, insomnio, dolor lumbar, problemas de presión arterial o si tienes una lesión grave en el cuello.
  • Si te preocupa algo de esta postura, ponte en contacto con tu médico para saber si esta práctica es buena para ti.

Consejos

  • Es importante que no sientas demasiada presión en la cabeza y el cuello al realizar esta postura. Puedes reducir la presión apoyando la parte posterior de la cabeza en lugar de la coronilla. Esto también significa que la postura de la espalda tendrá un arco más pequeño. También puedes utilizar una toalla o manta enrollada y colocarla debajo de la cabeza.
  • Si la flexión de la espalda es demasiado difícil, puedes coger una toalla enrollada, una manta o un cojín y colocarlo debajo de los omóplatos.
Laura Raya

Laura Raya

☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

Te recomendamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *