Postura Rodillas en el Pecho (Pawanmuktasana or Apanasana)

Si te resulta difícil sujetar las dos manos alrededor de las rodillas, podrías llevar las piernas un poco hacia fuera, para que las piernas no presionen tanto el vientre, y apoyar las manos en las rodillas. Podrías intentar la misma postura con una pierna cada vez, de modo que siempre haya una pierna estirada. Si sientes las caderas muy tensas, dobla la pierna estirada y coloca el pie de esa pierna en el suelo.

Cómo hacer Postura Rodillas en el Pecho (Pawanmuktasana or Apanasana) paso a paso

  1. Empieza tumbándote de espaldas. Lleva las dos rodillas hacia el pecho y rodea las rodillas con los brazos. Junta los brazos y con las manos intenta sujetar las manos, los codos o los antebrazos del contrario.
  2. Si te resulta difícil sujetar las dos manos alrededor de las rodillas, puedes llevar las piernas un poco hacia fuera, para que las piernas no presionen tanto el vientre, y apoyar las manos en las rodillas.
  3. Mete la barbilla un poco hacia el pecho, pero asegúrate de que la nuca sigue apoyada en el suelo. Al mismo tiempo, presiona el coxis y la parte inferior de la espalda contra el suelo y acerca un poco las piernas hacia el pecho.
  4. A continuación, apoya los hombros en el suelo, de modo que toda la columna vertebral quede paralela al suelo. Desde aquí puedes relajar las piernas, los pies y las caderas.
  5. Respira profundamente en el vientre, presionando contra los muslos. Aquí puedes cerrar los ojos.
  6. Después de permanecer al menos cinco respiraciones largas y profundas, suelta lentamente las piernas y vuelve a estar tumbado sobre la espalda.

Vídeo Postura Rodillas en el Pecho (Pawanmuktasana or Apanasana)

Precauciones

  • No practiques esta postura cuando tengas los músculos abdominales lesionados, la columna vertebral lesionada o dolorida, o te estés recuperando de una hernia, o cuando estés embarazada.
  • Si te preocupa algo de esta postura, consulta con tu médico si esta práctica es buena para ti.

Consejos

  • Si te resulta difícil sujetar las dos manos alrededor de las rodillas, podrías llevar las piernas un poco hacia fuera, para que las piernas no presionen tanto el vientre, y apoyar las manos en las rodillas.
  • Podrías intentar la misma postura con una pierna cada vez, de modo que siempre haya una pierna estirada. Si sientes las caderas muy tensas, dobla la pierna estirada y coloca el pie de esa pierna en el suelo.
Laura Raya

Laura Raya

☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

Te recomendamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *