Yoga para Principiantes

Clases de Yoga para Principiantes en Córdoba

¿Qué vas a leer?

Cuando eres nuevo en el yoga, puede resultar intimidante y difícil saber exactamente dónde y cómo empezar. Nuestra guía de Yoga para principiantes se ha creado específicamente para ti, para ofrecerte todos los consejos, pautas y recomendaciones que necesitarás para empezar a practicar el yoga con éxito. Para garantizar tu éxito, te recomendamos encarecidamente que leas toda esta página antes de intentar practicar yoga.

¿Qué es el yoga?

El yoga es un amplio conjunto de técnicas y prácticas espirituales destinadas a integrar la mente, el cuerpo y el espíritu para alcanzar un estado de iluminación o unidad con el universo. Lo que normalmente se considera «yoga» en Occidente es en realidad el Hatha Yoga, uno de los muchos caminos del yoga. Los distintos caminos del yoga hacen hincapié en diferentes enfoques y técnicas, pero en última instancia conducen al mismo objetivo de unificación e iluminación.

El Hatha Yoga consigue la unión de mente-cuerpo-espíritu mediante la práctica de asanas (posturas de yoga), pranayama (respiración de yoga), mudra (gestos corporales) y shatkarma (limpieza interna). Estas prácticas físicas se utilizan para purificar el cuerpo y cultivar el prana (energía vital). El Hatha Yoga moderno no hace hincapié en muchas de estas prácticas esotéricas y, en cambio, se centra más en las posturas físicas de yoga.

Independientemente de cuáles sean tus objetivos o intenciones al empezar, las posturas de yoga en sí son una forma fantástica de ejercicio mental y físico.

¿Es el yoga adecuado para ti?

El yoga no es en absoluto excluyente: poder practicar yoga no importa tu edad, tu peso, a qué te dedicas, dónde vives o qué religión practicas. El yoga es accesible para casi todo el mundo.
Si tienes una enfermedad o una lesión reciente, puede ser difícil o peligroso hacer ciertos tipos de yoga, posturas específicas o técnicas de respiración. Por lo general, hay alternativas o modificaciones que pueden permitirte practicar con seguridad, y muchas dolencias comunes tienen remedios terapéuticos de yoga específicos. Si te estás recuperando de una lesión o tienes mala salud, te recomendamos que consultes con un médico u otro profesional sanitario cualificado antes de empezar a practicar yoga.

Aunque puedes sentir cierta intensidad en el vientre de los músculos mientras estás en una postura de yoga, nunca debes sentir dolor, especialmente en las articulaciones. Un dolor agudo o intenso es la señal de tu cuerpo para decirte que te detengas, que te retires y que te tomes las cosas con calma.

¿Cuál es el mejor yoga para principiantes?

Si no estás en forma o eres extremadamente inflexible, te recomendamos que empieces con una práctica suave hasta que hayas adquirido la fuerza y la flexibilidad necesarias para realizar secuencias más exigentes. Si estás relativamente en forma y eres flexible, deberías poder saltar directamente a una clase regular de hatha yoga. Una vez que te hayas familiarizado con las posturas básicas, puedes explorar una clase de vinyasa o flow. Te recomendamos que evites el Ashtanga, el Bikram o el yoga caliente hasta que hayas adquirido cierta fuerza y resistencia física. Siempre es mejor equivocarse por el lado de la precaución y la seguridad y acercarse al yoga lenta y cuidadosamente. La mejor manera de saber si el yoga es para ti es probarlo.

Cómo se practica el yoga

El yoga se suele practicar con los pies descalzos sobre una esterilla de yoga pegajosa y con accesorios de yoga opcionales. Los movimientos y posturas del yoga requieren ropa que pueda estirarse y moverse libremente con tu cuerpo. Puedes comprar ropa diseñada específicamente para la práctica del yoga, pero probablemente puedas confeccionar un conjunto cómodo con tu vestuario actual para empezar.

En las clases de yoga se pueden utilizar accesorios adicionales, los más comunes son correas, bloques, mantas y almohadillas. No necesitas comprarlos de inmediato, ya que puedes sustituirlos fácilmente por pañuelos o corbatas, una pila de libros y almohadas. Si tomas clases en un estudio de yoga, te proporcionarán todo lo que necesitas.

Tu primera clase de yoga

Te recomendamos que empieces con una sesión de yoga corta y sencilla y que vayas aumentando poco a poco. Una vez que te sientas cómodo con algunas posturas básicas de yoga para principiantes, puedes incorporarlas a una secuencia y seguir añadiendo posturas más desafiantes. Asegúrate de aprender y seguir los componentes esenciales de una práctica de yoga: respiración, meditación, intención, asanas y relajación.

¿Con qué frecuencia debo hacer yoga?

Si puedes practicar yoga 3 o más veces por semana, verás mejoras significativas en tu flexibilidad, amplitud de movimiento, fuerza, equilibrio, paz interior y bienestar general. Lo ideal es recomendar sesiones más cortas y frecuentes, de 20 a 45 minutos de duración, y durante un total de 3-4 horas repartidas en varios días. Practicar el yoga menos de esta cantidad seguirá siendo beneficioso, pero verás mejoras menores durante un periodo de tiempo más largo. Como la mayoría de las cosas, cuanto más tiempo puedas dedicarle, más beneficios obtendrás.

Los beneficios de la práctica del yoga

Los beneficios del yoga son casi infinitos. Practicar yoga ayuda a construir virtudes saludables y buenos valores, como la disciplina, la honestidad, la devoción, la autoindagación, la atención plena y el desapego. El yoga te capacita para tomar decisiones conscientes para vivir una vida más sana y satisfactoria. El yoga también te ayuda a

  • Mantener tu mente sana y fuerte
  • Reducir el estrés y promover la relajación
  • Dormir mejor por la noche
  • Reforzar tu sistema inmunitario
  • Ayudar a curar dolores comunes como el de espalda
  • Aumentar la felicidad y el bienestar y reducir la depresión
  • Perder peso y cambiar la forma de tu cuerpo
  • Mejorar y mantener la salud de músculos, articulaciones y órganos
  • Prevenir afecciones como la diabetes, las enfermedades cardíacas y los trastornos autoinmunes
  • Mejorar la flexibilidad, la fuerza, la resistencia, la movilidad, la amplitud de movimiento y el equilibrio

Cómo mejorar después de empezar

La paciencia, el compromiso, la repetición y la constancia son las claves para desarrollar y progresar en la práctica del yoga. Una vez que hayas encontrado un estilo, un profesor y un estudio de yoga que funcionen para ti, prueba estos consejos:

  • Comprométete con un horario regular de clases de yoga o de práctica en casa
  • Aumenta la duración de tu práctica y el número de días a la semana que practicas
  • Asiste a talleres de yoga que se centren en aspectos específicos del yoga con más detalle
  • Escribe en un diario los efectos que una práctica de yoga constante tiene en tu cuerpo, mente y corazón
  • Lee y estudia para aprender más sobre el yoga
  • Busca fuentes de inspiración
  • Haz amigos de yoga y participa en una comunidad de yoguis
  • Adopta un estilo de vida yogui

¿Buscas Clases de Yoga para principiantes en Córdoba? Te invitamos a venir y probar nuestras clases en Córdoba, te estamos esperando.

Laura Raya

Laura Raya

☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *