Meditación en Córdoba

Durante la mayor parte de nuestra vida, nuestra mente está inmersa en un continuo diálogo interno en el que el significado y las asociaciones emocionales de un pensamiento desencadenan el siguiente. Oímos un fragmento de música y, de repente, pensamos en la primera vez que escuchamos esa canción con un antiguo novio o novia y en cómo terminó esa relación. Si todavía guardamos un dolor emocional por ese final, esos sentimientos pueden aflorar y entonces nuestra mente puede desviarse hacia la crítica, la autocompasión o las preocupaciones por el futuro.

Durante todo el día, nuestra mente da vueltas a historias sobre nuestro trabajo, nuestra salud, nuestras finanzas, nuestra familia o esa mirada divertida que nos echó el dependiente de la tienda. A menudo ni siquiera somos conscientes de la banda sonora interna que se desenvuelve en nuestra mente y, sin embargo, es la mayor fuente de estrés de nuestra vida. Aunque la mente es capaz de crear historias que afirmen la vida, tiene lo que los neurocientíficos denominan sesgo de negatividad, una tendencia a prestar más atención a las experiencias negativas que a las positivas.

El sesgo de negatividad evolucionó como un instinto de supervivencia hace millones de años, ya que nuestros antepasados se centraban mucho más en evitar las amenazas potenciales que en las recompensas. Detenerse a saborear una deliciosa comida o admirar una puesta de sol paleolítica habría utilizado valiosos recursos atencionales, dejando a nuestros antiguos ancestros más vulnerables al ataque de un depredador. Los que sobrevivieron para transmitir sus genes prestaron mucha atención al peligro. Su legado es un cerebro preparado para centrarse en las experiencias negativas y con tendencia a quedarse atascado en patrones de pensamiento condicionados, volviendo una y otra vez a pensamientos de ansiedad, depresión y limitación. Te recomendamos que practiques meditación en Córdoba con nosotros, profesionales consolidados donde te guiaremos hacia un nuevo tú.

Los beneficios curativos de la meditación

La meditación es una de las mejores herramientas que tenemos para contrarrestar el sesgo de negatividad del cerebro, liberar el estrés acumulado, fomentar experiencias e intenciones positivas y disfrutar de la paz de la conciencia del momento presente. Un gran número de investigaciones ha establecido que la práctica regular de la meditación en Córdoba produce beneficios tangibles para la salud mental y física, entre ellos

  • Disminución de la presión arterial y la hipertensión
  • Disminución de los niveles de colesterol
  • Reducción de la producción de «hormonas del estrés», como el cortisol y la adrenalina
  • Uso más eficiente del oxígeno por parte del cuerpo
  • Aumento de la producción de la hormona antienvejecimiento DHEA
  • Mejora de la función inmunitaria.
  • Disminución de la ansiedad, la depresión y el insomnio

La meditación reduce el estrés y el agotamiento

El estrés crónico y no controlado puede hacerte enfermar y acelerar el envejecimiento. Como han descubierto muchos estudios científicos, el estrés prolongado puede contribuir a la hipertensión arterial, las enfermedades cardíacas, las úlceras de estómago, las enfermedades autoinmunes, la ansiedad, el cáncer, el insomnio, la fatiga crónica, la obesidad, la depresión y el envejecimiento acelerado.

En la meditación, tu cuerpo libera el estrés e invierte los efectos de la respuesta de huida o lucha, ese antiguo instinto que todos tenemos de huir del peligro percibido o enfrentarse a él en la batalla. Concebido como un mecanismo de protección a corto plazo, la lucha o la huida hace que nuestro cuerpo acelere el ritmo cardíaco, aumente el nivel de azúcar en sangre, suprima el sistema inmunitario, reduzca la producción de insulina, bombee hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol, y reduzca el suministro de sangre a nuestros órganos digestivos. Todas estas reacciones se producen para que nuestro cuerpo pueda centrarse en huir lo más rápido posible o quedarse para luchar. Aunque pocas personas que lean esto se enfrentan a amenazas diarias a su existencia corporal, muchas viven en un estado prolongado de lucha o huida, generando estrés en respuesta a un mal tráfico, a las críticas de un cónyuge o a un desacuerdo.

La meditación regular disipa el estrés acumulado y cultiva un estado de alerta reposado. Hay muchos estudios convincentes que demuestran el poder de la meditación para aliviar el estrés y promover la calma interior. Por ejemplo, un estudio de 2011 publicado en la Revista de Medicina Complementaria y Alternativa Basada en la Evidencia descubrió que los trabajadores a tiempo completo que dedicaban unas horas a la semana a practicar la meditación de atención plena informaron de una disminución significativa del estrés laboral, la ansiedad y el estado de ánimo deprimido.

La meditación mejora la concentración, la memoria y la capacidad de aprendizaje

Como han descubierto los investigadores, la meditación puede ayudarte a aprovechar el potencial más profundo de tu cerebro para concentrarse, aprender y adaptarse. Aunque los científicos solían creer que, a partir de cierta edad, el cerebro no podía cambiar ni crecer, ahora sabemos que el cerebro tiene una cualidad conocida como plasticidad, que le permite hacer crecer nuevas neuronas y transformarse a lo largo de nuestra vida. La meditación es una poderosa herramienta para despertar nuevas conexiones neuronales e incluso transformar regiones del cerebro. Un estudio reciente dirigido  descubrió que, tras sólo ocho semanas de meditación en Córdoba, los participantes experimentaron un crecimiento beneficioso en las áreas cerebrales asociadas a la memoria, el aprendizaje, la empatía, la autoconciencia y la regulación del estrés (la ínsula, el hipocampo y el córtex prefrontal). Además, los meditadores informaron de una disminución de la sensación de ansiedad y una mayor sensación de calma. Este estudio se suma al creciente conjunto de investigaciones sobre la asombrosa plasticidad del cerebro y su capacidad para cambiar los patrones habituales de estrés.

Muchos otros estudios aportan pruebas del valor de la meditación para mejorar la capacidad de mantener la concentración en un mundo lleno de distracciones y demandas crecientes de nuestra atención. Por ejemplo, una investigación llevada a cabo por el Centro de Conciencia Consciente de la UCLA demostró que los adolescentes y adultos con TDAH que practicaron diversas formas de meditación durante sólo ocho semanas mejoraron su capacidad de concentración en las tareas, incluso cuando se intentó distraerlos.

La meditación te ayuda a crear relaciones más armoniosas y amorosas

Cuando te sientes equilibrado y centrado, es mucho más fácil responder con conciencia en lugar de reaccionar de forma precipitada o decir algo que cree toxicidad en tus relaciones. La meditación cultiva la ecuanimidad y la compasión, lo que te permite estar presente con un ser querido, un cliente o un compañero de trabajo y escuchar realmente lo que dice y lo que puede necesitar.

Cuando meditas con regularidad, desarrollas lo que se conoce como «conciencia de testigo», es decir, la capacidad de observar con calma y objetividad una situación, de darte cuenta de cuándo estás siendo provocado y de elegir conscientemente cómo quieres responder. La capacidad de estar presente y ser consciente es extremadamente valiosa en cualquier relación.

La meditación mejora tu creatividad y tu capacidad para resolver problemas

Se calcula que cada uno de nosotros tiene entre 60.000 y 80.000 pensamientos al día; por desgracia, muchos de ellos son los mismos pensamientos que tuvimos ayer, la semana pasada y el año pasado. La mente tiende a atascarse en bucles de pensamientos repetitivos que eliminan la posibilidad de nuevas ideas e inspiración. La meditación es una práctica poderosa para ir más allá de los patrones de pensamiento habituales y condicionados, hacia un estado de conciencia expandida. Conectamos con lo que se conoce como el campo de las posibilidades infinitas o la potencialidad pura, y nos abrimos a nuevas percepciones, intuiciones e ideas.

Los grandes innovadores del mundo, los atletas y otros triunfadores han descrito este estado como «estar en el flujo», estar en el lugar adecuado en el momento adecuado o un estado de gracia. El tiempo parece detenerse y, en lugar de luchar e intentar forzar que las cosas sucedan, todo lo que necesitas te sale de forma natural. Haces menos y logras más. No estás agobiado por el pasado ni preocupado por el futuro; fluyes en el eterno ahora siempre presente. Este estado superior de conciencia es el lugar de nacimiento de toda creatividad. La mente se encuentra en un estado abierto y receptivo, y es capaz de recibir destellos de perspicacia y nuevas perspectivas. Como escribió Marcel Proust: «El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en ver con nuevos ojos».

La meditación disminuye la depresión, la ansiedad y el insomnio

Los efectos emocionales de sentarse en silencio y entrar en el interior son profundos. El profundo estado de descanso que produce la meditación hace que el cerebro libere neurotransmisores, como la dopamina, la serotonina, la oxitocina y las endorfinas. Cada una de estas sustancias químicas naturales del cerebro se ha relacionado con diferentes aspectos de la felicidad:

La dopamina desempeña un papel clave en la capacidad del cerebro para experimentar placer, sentirse recompensado y mantener la concentración.
La serotonina tiene un efecto calmante. Alivia la tensión y nos ayuda a sentirnos menos estresados y más relajados y concentrados. Los niveles bajos de este neurotransmisor se han relacionado con las migrañas, la ansiedad, el trastorno bipolar, la apatía, los sentimientos de inutilidad, la fatiga y el insomnio.
La oxitocina (la misma sustancia química cuyos niveles aumentan durante la excitación sexual y la lactancia), es una hormona del placer. Crea sentimientos de calma, satisfacción y seguridad, al tiempo que reduce el miedo y la ansiedad.
Las endorfinas son más conocidas como las sustancias químicas que crean el regocijo comúnmente llamado «el subidón del corredor». Estos neurotransmisores desempeñan muchas funciones relacionadas con el bienestar, como la disminución de la sensación de dolor y la reducción de los efectos secundarios del estrés.
La meditación coreografía la liberación simultánea de estos neurotransmisores, algo que ningún fármaco puede hacer, y todo ello sin efectos secundarios. Un conjunto creciente de investigaciones médicas está proporcionando pruebas científicas de que la meditación y la atención plena alivian la depresión, la ansiedad, el TEPT y otros trastornos relacionados con el estado de ánimo. Un estudio fundamental (publicado en el número de abril de 2012 de Emotion) dirigido por científicos de la Universidad de California, en San Francisco, descubrió que los participantes que se sometieron a un programa de meditación breve e intensivo estaban menos deprimidos, ansiosos y estresados, al tiempo que experimentaban una mayor compasión y conciencia de los sentimientos de los demás.

La meditación también puede beneficiar a las personas que sufren dolor crónico, disminuyendo o eliminando potencialmente la necesidad de medicación. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Wake Forest (publicado en el número de abril de 2011 de la revista Journal of Neuroscience) descubrió que los participantes que asistieron a cuatro sesiones de entrenamiento de 20 minutos en el transcurso de cuatro días experimentaron una fuerte reducción de su sensibilidad al dolor. De hecho, la reducción de las puntuaciones de dolor fue significativamente mayor que las encontradas en estudios similares con pastillas de placebo, morfina y otros fármacos analgésicos.

La meditación en Córdoba: La cuna de la felicidad

Más allá de los beneficios sustanciales que la meditación crea para la fisiología mente-cuerpo, el mayor regalo de la meditación en Córdoba es la sensación de calma y paz interior que aporta a tu vida diaria. Cuando meditas, vas más allá del ruidoso parloteo de la mente y entras en un lugar totalmente distinto: el silencio de una mente que no está aprisionada por el pasado o el futuro. Esto es importante porque el silencio es el lugar de nacimiento de la felicidad.

El silencio es el lugar donde obtenemos nuestras ráfagas de inspiración, nuestros tiernos sentimientos de compasión y empatía, y nuestro sentido del amor. Todas estas son emociones delicadas, y el rugido caótico del diálogo interno las ahoga fácilmente. Pero cuando descubres el silencio en tu mente, ya no tienes que prestar una atención indebida a todas las imágenes aleatorias que desencadenan la preocupación, la ira y el dolor. Cuando meditas con regularidad, todos tus pensamientos, acciones y reacciones se impregnan de un poco más de amor y atención consciente. El resultado es una apreciación más profunda y una mayor conciencia de la cualidad divina de la existencia.

hola@yogakundalini.net
Pl. Cristo de Gracia, 8, Córdoba Córdoba, Córdoba 14002
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado09:00 – 21:00