Modificaciones y accesorios en el yoga

¿Qué vas a leer?

Para sacar el máximo provecho de tu práctica de yoga, es útil aprender a adaptar una postura para que se ajuste a tu cuerpo, en lugar de forzar tu cuerpo en una postura cuando podría no ser apropiada. Si sintonizas con lo que siente tu cuerpo y sabes cómo y cuándo modificar o utilizar accesorios, podrás obtener los máximos beneficios del yoga.

Modifica las posturas de forma que se adapten a tu cuerpo

Una de las formas más fáciles de adaptar una postura de yoga cuando te resulta incómoda es modificar la postura con tu cuerpo. Por ejemplo, si notas que las flexiones hacia delante te resultan tensas y que te hacen esforzarte en los isquiotibiales, dobla un poco las rodillas. Prueba a hacerlo en la postura del Perro Boca abajo (Adho Mukha Svanasana) y en la Flexión hacia delante sentada (Paschimottanasana).

Además, si la expresión completa de una postura no te parece posible, ve hasta donde te parezca bien y quédate ahí. De este modo, estarás enseñando a tu cuerpo a hacer los fundamentos de la postura sin forzarlo a hacer una postura en la que no se sienta cómodo. En la postura de la Mariposa (Baddha Konasana), puedes probar a establecerte primero en la postura sentada en posición vertical y, a continuación, elegir sólo el pliegue hacia delante si tu cuerpo se siente cómodo con ese movimiento.

Los apoyos pueden ser útiles para obtener los máximos beneficios de una postura

Los accesorios pueden ser útiles para los practicantes de yoga de todos los niveles, no sólo para los principiantes. Pueden ser útiles para obtener los máximos beneficios de una postura, sin empujar tu cuerpo a una postura para la que no está preparado.

Un bloque de yoga es uno de los accesorios más utilizados, y por una buena razón. Los bloques son relativamente baratos de comprar y, en caso de que no tengas uno, se pueden sustituir por un libro grueso. Un bloque puede ser útil para sentarse sobre él cuando te sientas con las piernas cruzadas o en la postura del Rayo (Vajrasana). Al elevar las caderas, te ayuda a sentarte más cómodamente cuando las caderas están tensas. Además, si tienes tensión en los isquiotibiales, puedes colocar un bloque debajo de la mano inferior cuando estés en las posturas de pie mientras sigues trabajando en el alargamiento de las piernas. Esto puede ser útil para probar en posturas como la del Triángulo (Trikonasana) y la de la Media Luna (Ardha Chandrasana).

Otro accesorio útil es una manta o toalla doblada. Esto puede proporcionar una mayor comodidad en posturas como la de los hombros (Salamba Sarvangasana) o un pequeño apoyo bajo las caderas en posturas como la de la paloma (Ardha Kapotasana). Además, es útil para mantener la temperatura del cuerpo caliente cuando descansas en la postura del cadáver (Savasana).

Laura Raya

Laura Raya

☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *