Yoga para la obesidad – Posturas de yoga para ayudar a perder peso

¿Qué vas a leer?

La obesidad se refiere al aumento de la grasa corporal que también puede conducir a diversos problemas de salud. Debido a nuestra apretada agenda de trabajo, la dieta inadecuada, la mayoría de nosotros estamos ganando peso, y cuando nos damos cuenta de lo grave que puede ser, golpeamos los gimnasios o hacer ejercicios rigurosos para reducirlo. Pero no muchos de nosotros pensamos en hacer yoga para perder peso.

El yoga puede ser bastante eficaz para perder peso de forma natural sin quemar el cuerpo ni pasar hambre para comer. Por lo tanto, vamos a despejar algunas dudas más y aprender qué poses de yoga será más eficaz para deshacerse de los depósitos de grasa no deseados.

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

Hay varias causas de la obesidad. Por lo tanto, es necesario conocer estas causas para prevenir la obesidad.

Ingesta diaria de calorías: El nivel normal de ingesta de calorías para los hombres es de 2500 y para las mujeres de 2000 al día. Es importante mantenerse dentro de estos dígitos y no sobrepasarlos, ya que puede perjudicar al organismo.
Dieta: Una de las razones más comunes y principales de la obesidad es la mala alimentación. Si uno consume comida rápida, comida basura, bebe demasiado alcohol o come en exceso, entonces puede añadir grasas al cuerpo y conducir a la obesidad. Además, algunas personas buscan consuelo en la comida, por lo que comen sin sentir hambre, mientras que otras luchan contra el estrés al comer.
Genética: Afecta a la forma en que el organismo procesa los alimentos y los convierte en energía y al almacenamiento de grasas.
Otros: Como el embarazo, la vejez, una rutina inadecuada, la falta de entrenamiento físico, etc.

¿Cómo podemos reducir la obesidad?

Prevenir la obesidad o reducirla es bastante fácil para aquellos que quieran comprometerse con ella. Significa que hay que mantener un estilo de vida saludable y seguir una dieta sana, dormir adecuadamente, mantenerse más activo que antes, etc.

Las tres formas básicas a través de las cuales uno puede obtener buenos resultados y puede reducir la obesidad son las siguientes:-

Dieta: Siguiendo una dieta saludable no sólo significa comer de forma saludable. También significa comer de forma adecuada y oportuna. Se refiere a comer todo tipo de alimentos que el cuerpo necesita para mantenerse sano y funcionar correctamente. También incluye beber suficiente agua y mantenerse hidratado.
Ejercicio: No hace falta decir que la mejor manera de reducir la obesidad es hacer ejercicio y sudar las grasas. Aunque puede ser un poco difícil al principio para algunos, continuarlo regularmente puede ayudarte mucho a largo plazo.
Yoga: Hacer yoga para la obesidad es una de las mejores maneras de reducir las grasas. No sólo trae el bienestar físico, sino que también asegura el bienestar mental. Varias poses de yoga para la obesidad pueden ayudar a uno a lograr los objetivos corporales deseados de manera eficiente.

¿Cuál es el mejor alimento para la obesidad?

Es importante mencionar que las personas que luchan contra la obesidad deben evitar a toda costa la comida basura. Se ha demostrado a través de estudios realizados por la OMS que las frutas y las verduras disminuyen el riesgo de obesidad. Esto se debe a que son bastante ricas en nutrientes y protegen al organismo de enfermedades crónicas como la diabetes.

También hay que evitar los alimentos procesados y el consumo de azúcar.

¿Cómo se detecta la obesidad?

Para entender mejor si una persona tiene obesidad o no, el médico podría realizar un diagnóstico más profundo y recomendar algunas pruebas como:

Historia clínica: El médico puede preguntar sobre el estilo de vida de una persona, sus actividades, su dieta, su historial de medicamentos, sus antecedentes médicos familiares, etc.
– Algunas pruebas generales incluyen la comprobación de la presión arterial, la diabetes, el ritmo cardíaco, etc.
– Comprobar el IMC (índice de masa corporal). Si la puntuación sale más de lo que debería, podría ser un indicador de varios problemas de salud a los que uno podría enfrentarse en el futuro.
– Comprobar otros problemas de salud que pueda tener el paciente para conocer mejor su caso.

¿Qué es la obesidad?

Cualquier acumulación excesiva o anormal de grasa en el cuerpo puede denominarse obesidad. Se dice que una persona lucha contra la obesidad cuando el IMC es de 30,0 o más en adultos.

¿Por qué tener sobrepeso u obesidad es peligroso para usted?

Aparte de los diversos peligros para la salud y las enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, etc., también puede causar problemas mentales. Desempeña un papel importante al afectar a la calidad de vida y la degrada en gran medida. También es la principal causa de muerte en muchos países.

Sin embargo, el tratamiento de la obesidad no es tan grande, puede ser tratado por varios métodos naturales. Pruebe algunas de las mejores asanas para la obesidad para sentirse más activo y llevar una vida sana y feliz.

El yoga no se limita a unas cuantas posturas que te fortalecen.

Tiene más beneficios que ofrecer, como:

  • Ayuda a conseguir el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad.
  • Hay un yoga específico para el dolor de espalda que puede curar el dolor de espalda y traer alivio.
  • Bastante útil en el tratamiento de los síntomas de la artritis.
  • Se ha demostrado que es bastante beneficioso para mantener la salud del corazón.
  • Ayuda a relajarse, lo que puede hacer que se duerma mejor por la noche.
  • Definitivamente puede hacer que uno se sienta con energía y levante su estado de ánimo al instante.
  • Un gran método para deshacerse del estrés.

El yoga se practica a través de cinco discípulos diferentes que se dirigen a todo el cuerpo

El ejercicio tiene muchas ventajas y puede fortalecer los músculos centrales del cuerpo. Puede ayudar a mantenerse activo y también aumenta la flexibilidad.

Se centra en la limpieza del cuerpo desde el interior y te hace más regular con dietas adecuadas.

El yoga de la respiración puede ayudar a fortalecer los pulmones. También tiene varios impactos positivos en la mente y aumenta la atención plena.

La relajación en el yoga es importante ya que aporta paz y calma tanto a la mente como al cuerpo. Esto es lo que reinicia nuestro sistema.

Tiene un impacto muy positivo en nuestra mente, alma y cuerpo. Ayuda a reducir el estrés, promueve la productividad y ayuda a mantenerse concentrado en todo momento.

Puesto recomendado –

  • Purna Bhujangasana (Postura de la Cobra Avanzada) significado, pasos, precauciones y beneficios
  • Asanas de Yoga efectivas para aumentar la altura
  • Asanas de Yoga para la Energía Instantánea

    A continuación se presentan algunas de las asanas de yoga para la pérdida de peso que pueden ayudarle a llevar un estilo de vida saludable.

    1. Bhujangasana (Postura de la Cobra)
    Bhujangasana o Postura de la Cobra - poses de yoga para la Obesidad
    • Empieza tumbándote en el suelo con el vientre tocando la esterilla, las plantas de los pies mirando al techo y la frente en el suelo.
    • Las piernas deben mantenerse juntas y cerradas, con los pies y los talones tocándose ligeramente.
    • Las manos deben mantenerse de forma que las palmas toquen el suelo justo por debajo de los hombros y las manos estén paralelas al torso.
    • Inhala y levanta la cabeza, el pecho y el abdomen con el ombligo tocando el suelo.
    • Haciendo la misma fuerza con las dos palmas de las manos, hay que tirar del torso hacia atrás y separarlo del suelo.
    • Mantén esa postura mientras respiras y con una exhalación la cabeza, el pecho y el abdomen vuelven al suelo.
    1. Dhanurasana ( Postura del arco)
    Dhanurasana o postura del arco - Yoga para la obesidad
    • Túmbate boca abajo con los pies alineados y los brazos a los lados del cuerpo.
    • Luego dobla las rodillas y sujeta los tobillos con las manos.
    • Inhala y levanta el pecho del suelo y tira de las piernas hacia arriba y hacia la espalda.
    • Esta postura debe mantenerse mientras inhalas y exhalas.
    • Después de unos minutos, exhala y libérate suavemente de la postura.

    Puesto recomendado –

    1. Khumbhakasana (La tabla)
    Las tres posesiones de Khumbhakasana o La plancha - yoga para el dolor lumbar
    • Primero, comienza con una posición de rodillas con las manos colocadas sobre los muslos.
    • Coloca las manos en el suelo delante de ti y ponte en posición de gato con las rodillas todavía tocando el suelo.
    • Lleva los pies hacia atrás y mantente de puntillas. Despega las rodillas del suelo para que toda la fuerza recaiga sobre las dos palmas de las manos y los dedos de los pies.
    • Mantén la posición y aguanta la respiración todo lo que puedas mientras estés en esta posición.
    • Para soltar la postura, exhala y lleva las rodillas al suelo.
    1. Naukasana (Postura del Barco)
    Las tres posturas de Naukasana o Postura del Barco - Yoga para adelgazar
    • Túmbate recto con los pies juntos y las manos a los lados.
    • Mantenga las manos rectas y los dedos estirados hacia los dedos de los pies
    • Inhala y, al exhalar, levanta el pecho y los pies del suelo estirando los dedos hacia los dedos de los pies.
    • Túmbate con los pies juntos y las manos a los lados.
    • Mantenga las manos rectas y los dedos estirados hacia los dedos de los pies
    • Inhala y, al exhalar, levanta el pecho y los pies del suelo estirando los dedos hacia los dedos de los pies.
    • Contrae tu cuerpo con toda la fuerza del cuerpo sobre los glúteos. Aguanta la respiración y permanece en esta posición. Después de unos segundos, exhala y libérate de esta postura.

    Puesto recomendado –

    1. Ustrasana (Postura del Camello)
    Postura del Camello o Ustrasana - las mejores asanas para la Obesidad
    • Colócate de rodillas con las piernas separadas hasta la cadera. Mantén las caderas alineadas con las rodillas y presiona los muslos.
    • Inhala mientras involucras la parte baja del vientre y alcanzas el coxis hacia las rodillas, creando un espacio entre las vértebras inferiores.
    • A continuación, inspira de nuevo, levanta el esternón y lleva los codos hacia atrás, permitiendo que la caja torácica se expanda.
    • Cuando las manos bajen a los talones, el pecho debe elevarse con la barbilla metida y los hombros hacia atrás.
    • Manteniendo los dedos en las plantas, presiona el talón de la mano en los talones de los pies.
    • Levante los hombros, haciendo que los músculos trapecios se eleven y amortigüen la columna cervical. Extiende el cuello y la cabeza hacia atrás.
    • Permanezca en esta posición durante unos segundos mientras inspira y espira.
    1. Virabhadrasana (Postura del Guerrero))
    Las tres posturas de Virabhadrasana o Postura del Guerrero - poses de yoga para la Obesidad
    • Inspira y mantén las piernas separadas a 4-5 pies.
    • Levanta las manos y júntalas por encima de la cabeza.
    • Exhala y gira el pie derecho 90 grados hacia la derecha.
    • Gire el pie izquierdo hacia la derecha.
    • Mantenga el talón derecho alineado con el del izquierdo.
    • Gire el torso hacia la izquierda con los brazos estirados.
    • Girar la rodilla derecha con el muslo perpendicular al suelo y la espinilla derecha perpendicular al suelo, formando un grado 90 entre el muslo y la espinilla derecha.
    • La rodilla doblada debe estar en línea con el tobillo.
    • La pierna izquierda debe estar estirada. Mira hacia arriba o mueve la cara hacia las palmas unidas.
    • Con respiraciones largas y profundas, permanece en esta posición durante unos segundos.
    • Invierte los movimientos para liberar la postura.
    1. Vasisthasana (Postura de la plancha lateral)
    Las tres posturas de Vasisthasana o Postura de la Plancha Lateral - Yoga para la Obesidad
    • Comenzando con la plancha, levanta la mano izquierda hacia el techo. Luego, rodando desde la pelota, ponte sobre el borde exterior del pie derecho.
    • Coloca el pie izquierdo sobre el derecho y abre el pecho hacia la izquierda.
    • Levante las caderas enérgicamente hacia arriba para evitar que se hundan en el suelo.
    • Luego hay que llevar la mirada a la punta de los dedos de la mano derecha.
    • Mantén esta postura durante unos segundos e inhala y exhala. Después de unos segundos, vuelve a la postura de plancha y suelta la postura.

  • Laura Raya

    Laura Raya

    ☀️ Cordobesa, licenciada por la UCO en Periodismo y como Instructora de Yoga y Salud Personal, trabajando en Diario Córdoba apasionada por el yoga, la salud y la música. ¡Pon Yoga en tu vida! 🧘

    Artículos Recomendados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.